sábado, 25 de agosto de 2012

Zhujiajiao, un pueblo en el agua

Desde que llegamos a Shanghai, y puede que mucho antes, estaba en nuestros planes visitar uno de los pueblos del Agua, o lo que es lo mismo: las ciudades acuáticas a las afueras de Shanghai. Pero en las excursiones no llegamos a hacerlo y no estaban lo que se dice cerca, o al menos eso pensábamos. Por eso, el último domingo de nuestra estancia en Shanghai, el primero para Marina, Irantzu y yo nos decidimos por Zhujiajiao, que está a 24 kilómetros del centro de Shanghai, y allá que nos fuimos con Marina que quiso acompañarnos. Como no supimos localizar un autobús que nos llevase directos optamos por un taxi.
-


-
Casi una hora de viaje, bueno sin el casi, y 230 RMB que nos costó la carrera, mucho más barato que lo que me cuesta ir desde mi casa al aeropuerto en taxi, que suelen ser unos 29-30 €.
Una vez que el taxista nos dejó en la entrada del pueblo, bajo un calor asfixiante os he de decir, teníamos que andar 6 o 7 minutos hasta el acceso, evitando a los que ya se disponían a ofertarnos el pack turístico para el pueblo, un pueblo, Zhujiajiao que decidimos recorrer a nuestro aire, y por nuestra cuenta.
-




 -
Podríamos decir que estos pueblos son como pequeñas Venecia, por estas barcas de bambú y madera en las que nos montamos los turistas para recorrer el río que atraviesa el pueblo y que te puede llevar desde el Templo al Jardín de los buenos modales. Pero si no quieres ir por agua, el pueblo de 1700 años tiene en su haber cerca de 36 puentes. Primero fuimos andando, descubriendo la esencia del pueblo y buscando la oficina de turismo para saber de dónde salía el (Shanghai gōnggòng qìchē - 教練到上海), Autobús para Shanghai.
-







-
Una vez localizado el puesto de información y saber de dónde salía el autobús volvimos al centro del pueblo a la parte que no ha sido transformada por la modernidad y nos fuimos en busca de un barquito... 60RMB nos costaba y una mujer y su hija se ofrecieron a compartirlo con nosotras, dijimos que sí y acabamos haciéndonos la foto de rigor.
-






.
Fuimos hasta el embarcadero más próximo al templo de Zhujiajiao y para llegar a él había que ir por las callejuelas donde se apiñaban los puestos de comida. Entre la fusión de olores, el sol y el calor, Marina se mareó y nos pidió quedarse descansando mientras entrabamos al templo.
-






-
En lo más alto del templo había un altar destinado a proteger a los pescadores del pueblo y alguien tocó la campana realizando una petición. Nosotras la escuchamos cuando ya bajábamos para coger el autobús de nuevo al centro de Shanghai. ¿Sabeís cuanto nos costó el billete? 9 RMB... véase menos de 1€.
-


-
Marina se puso mejor en el viaje de vuelta, Irantzu se durmió encima de mi hombro y yo, fui mirando por la ventana...

miércoles, 22 de agosto de 2012

Y la primera en abandonar la academia fue... CARMEN...

Nuestro último sábado en Shanghai, ¡Qué pena! tocaba empezar a hacer las maletas, sobre todo a Carmen que se iba esa misma noche y aún no había preparado nada, porque si, Carmen fue la primera en dejar el nido.
Aquella mañana fue tranquila nos levantamos tuvimos conclave en mi habitación ¿dónde si no? y recibimos una llamada de Lin Hao (conocida como Linda) comentandonos que había llegado Marina, la primera de nuestras sucesoras viviendo aventuras en Shanghai y a buscarla que baje.
Nos tomamos unos botellines de café frío (kā fēi - 咖啡), normalmente eran de la marca Wahaha
-
Como era el último día de Carmen y a ella le encanta la carne, creo que ya hemos dicho que se llevó varios paquetes de Jamón serrano en la maleta, les comentamos a Andi y a Maxi a ver si podíamos volver al "Hot Pot" al que Carmen no nos acompañó porque aquel día estaba cansada.
-
Andi dijo que por supuesto, más majo que es él, y como había venido su amiga Vivian nos fuimos todos juntos a un restaurante que conocía Maxi, mucho más tradicional, variado y completo y Marina, se vino con nosotros de modo que le enseñamos que Zhongsan Park se convertiría sin duda en uno de sus puntos de referencia.
-

-
Maxi se encargó de elegir y después fuimos al mostrador de salsas, la de soja estaba buenísima, y una típica que había que mezclar y Andi nos preparó también. Y una vez en la mesa, empezó a llegar la comida con mis adoradas setas, pasta, tofu seco, carne y más carne.
-



-
También había unos pasteles que eran lo único que no se cocinaba en aquella olla tan espectacular.
-





-
De postre llevamos unos cerditos dulces que resultaron ser un fiasco, aunque lo cierto es que estábamos llenos, salvo Mikel, que parecía no tener fondo y se comió alguno que otro. Después aprendimos a hacernos fotos al estilo asiático, esto es ponerte sólo o en grupo que uno sujete la cámara y todos posen. Aquí algunos ejemplos en los que podréis poner cara a Vivian.
-

-
Como sabíamos que esa era nuestra última comida juntos, hubo foto de grupo, sin lágrimas como las que hubo por la noche cuando Carmen se montó en el Taxi con su maleta y su mochila y no nos dejó acompañarla al aeropuerto para no pasarlo peor de lo que lo estábamos pasando ya. Así que nos quedaremos para terminar este post con esta bonita foto de familia.
-

lunes, 13 de agosto de 2012

Y debajo... Shanghai (Cristal reforzado... espero)

Último día de clases en ECNU (East China Normal University - 華東師範大學- Huádōng Shīfàn Dàxué) y laoshi Maggie siguió con la gramática hasta el final, aunque también nos hablo del Rey Mono (Sun Wukon - 孫悟) protagonista de una novela épica china y cuyo origen data de la dinastia Tang. 
.
Me dio pena decir adiós ( 再見 - Zàijiàn) a laoshi Maggie porque ella también me ha enseñado muchas cosas, pero al igual que laoshi Ann, ella también me dio su correo electrónico y os diré que me ha mandado la gramática que hemos dado para que la tenga.
-
Irantzu y yo queríamos ir a la Perla y hacía un día estupendo la verdad, totalmente despejado y soleado y con calor, pero eso ha sido la tónica habitual de todo el mes.
Teníamos hambre y antojo de comer pato y nos fuimos al restaurante cantones donde nos había llevado Maxi unos días atrás y ¡Oh sorpresa! no era pato sino ganso.
-
.
Después pasamos por el Burger King (漢堡王) que cada uno piense lo que quiera, pero es que alguna se quedó con hambre.
Una vez saciadas Carmen volvió a la residencia porque quería descansar y salir un poco más tarde, que era su último día y quería tener las pilas cargadas. Conclusión: Irantzu y yo nos fuimos juntas a la Perla.
-

-
180 RMB costó la entrada pero claro, te da acceso a toda la torre y al museo. De momento, tras varias fotos en el exterior, entramos.
-

-
Y entonces empezamos a ir piso por piso contemplando las vistas que con lo despejado que estaba el día nos permitieron ver el mar o la que fue la Expo de Shanghai 2010.
-


-
Y seguimos subiendo, con cierto vértigo claro esta y nuevas fans que querían fotos con nosotras.
-

-
Reconozco que nunca me había hecho tantas fotos con gente anónima o desconocida y Oh... según estoy escribiendo esto me encuentro al ¡Hortera de la moda! justo detrás de nuestra amiga temporal. Atentos al chico de zapatillas rojas, traje de baño tricolor y camisa de cuadros.
-
Hasta este momento, creo que por el color de la bola estábamos en la bola de arriba del todo, habíamos tenido cierto respeto a la altura.
-
Desde arriba vimos nuestra multivisitada Nanjing Road, también vimos de cerca y casi a su altura la Jing Mao y también al (上海環球 金融中心) que es como se dice en chino tradicional Shanghai World Financial Center, rebautizado por nosotros como el abrelatas o abre botellas debido a su forma en la zona superior.
-
Ver el río Huangpú (黄浦区) desde arriba también es fantástico porque si ya te sorprende y encanta de noche, ver de día y desde el aire cómo los cargueros transportan las mercancías es todo un espectáculo.
-
Después de estar en las dos bolas y subir y bajar por esos ascensores tan veloces, decidimos buscar el restaurante de La Perla, en la segunda bola por arriba. Irantzu dijo que era un mirador genial y todo el mundo iba derecho a hacerse fotos como esta.
-




-
No sabeís el miedo o respeto que da, sobre todo cuando te viene una niña como la de la foto que no tiene miedo a nada y empieza a correr a tu alrrededor cuando estas sufriendo por hacerte una de estas fotos y todo empieza a moverse y dices tu: "Bueno, tengo medio cuerpo en el suelo sin cristal. Espero que el cristal sea reforzado porque si no..." o cuando te viene el típico gracioso a darte el susto de tu vida y te das la vuelta con una cara que más bien indica que le matarías de no estar suspendida en el aire. Y luego siempre están los que se ríen de tu miedo...
-
Una vez sufrido lo nuestro, hay más fotos que lo acreditan, bajamos hasta los cimientos de la Perla, previo paso por la terraza de la bola más gorda. Y en los cimientos, llegamos al Museo de la Historia de Shanghai, que ME ENCANTO...
-



-
No podía faltar un mercado subterraneo y tampoco una apología a la Coca Cola (可口可樂) aunque sea a través del oso polar de la publicidad.
-



 -
Como ese día comenzaban los Juegos Olimpicos y en China se celebraron hace 4 años, ellos también lo conmemoraron a su modo.
.
Luego fuimos a la residencia. Era la última noche que pasábamos todos juntos porque Carmen sería la primera en marcharse al día siguiente, de modo que nos probamos las lentillas de colores que compramos, hicimos la foto de rigor y nos fuimos al Ellen´s... 
-