martes, 27 de noviembre de 2012

'MaDiGaGa', el abuelo top model de 广州

Creo que nunca voy a dejar de sorprenderme porque casi cada día descubro algún dato o curiosidad relativa a mi adorada China. Es el caso del hombre de la fotografía de la derecha, habéis leído bien hombre.
-
Se llama Liu Qianping, tiene 72 años y es un antiguo agricultor natural de Hunan que fue a visitar a su nieta a Guangzhou (广州) y descubrió una nueva vocación.
-
Lu Ting, que así se llama la nieta de 24 años de este hombre, es una diseñadora de moda que tenía en marcha una firma de venta de ropa online, pero las cosas no le iban nada bien hasta que llego su abuelo (yé ye - 爷爷).
Cuando Liu Qianping realizó su visita, su nieta (sūn nǚ - 孙女), estaba empaquetando sus diseños de ropa femenina y él al verlos declaró que le gustaban y le parecían muy bonitos (hěn piào liàng -  很 漂亮).
-
Decidió probarse una chaqueta y tanto su nieta como los amigos de esta pensaron que resultaba divertido y le preguntaron si podría hacer de modelo para ellos y que posteriormente colgarían las fotos en internet para intentar vender la ropa. Su respuesta fue un ¿Y por qué no?.
.
Y la cosa no les ha ido mal porque desde que aparecieron las primeras imágenes de Liu Qianping en la red, este se ha convertido en la top model del momento.
.
Los primeros posados fueron hace dos semanas y desde entonces, el abuelo que fue de visita se ha quedado para salvar y ayudar a su nieta con el negocio porque la firma se ha convertido en un éxito.
-
Liu Qianping tiene hasta nombre artístico MaDi GaGa, que viene a significar anciano gracioso, y medios de todo el mundo se han hecho eco de su hasta el momento corta pero fulgurante carrera.
-
China Daily, en su versión para Estados Unidos le dedica un reportaje este martes y varios medios se hacen eco de esta nueva figura que arrasa en internet.
-
Se desconoce si MaDiGaGa beneficiará o no  a YUE KOU, el negocio de su nieta, pero en la red es el fenomeno del momento.-

lunes, 26 de noviembre de 2012

我是优优 en chino POCOYO se llama 我是优优

Las clases de Chino (汉语- hàn yǔ), siguen adelante y tras las primeras semanas en las que poco a poco vamos asimilando que el libro es en caracteres (hàn zì 汉字), pero bueno con paciencia y un diccionario a mano vamos progresando adecuadamente.
-
El caso es que además de los ejercicios del libro y de las hojas que nos da nuestra profesora (lǎo shī - 老师), de vez en cuando tenemos también algunos ejercicios de escuchar y de ver. Y así ha sido como hemos descubierto que POCOYO traspasa fronteras.
-
Ya sabía que el pequeño protagonista de la serie creada por Zinkia Entertaiment había llegado a México, Italia, Australia, Corea del Norte y del Sur, Canadá o Escandinavia, pero si que desconocía su llegada a China.
-
He de reconocer que había visto alguna imagen de Pocoyó, Elly, Loula y Pato celebrado el año nuevo Chino el pasado mes de febrero pero desconocía que la serie había llegado hasta allí.
-
Pocoyó ha sido rebautizado como 我是优优 (Wǒ shì yōu yōu ), Pato, Elly y Loula se siguen llamando igual y Pajaroto se ha transformado en Sleepy Bird, un nombre que le va perfecto porque lo cierto es que se pasa el día durmiendo.
-
Tal es su implantación que tiene su propia web en chino y un perfil en youtube llamado Pocoytvchina en el que se encuentran capítulos como el que vimos en clase el otro día y que os dejo para deleite, curiosidad o hacer oído, a gusto del consumidor.
-
---

domingo, 11 de noviembre de 2012

88年的爱情 y unas fotos de boda

Leyendo el periódico este pasado domingo encontré un artículo de esos que a veces te llaman la atención, aunque lo cierto es que me fijé en él por la fotografía, que presentaba a un matrimonio chino de ancianos vestidos de boda bajo un titular: UN POEMA DE AMOR, y lo cierto es que si leemos la historia de Wu Conghan y Wu Sognshi estamos ante una gran historia de amor.
-
En 1924, en la ciudad de Nanchong de la provincia de Sichuan, se casaban Conghan y Sognshi, por aquel entonces la costumbre de tomar fotografías para recordar el enlace matrimonial no esta implantada y la presencia de cámaras fotográficas era escasa, por no decir nula pero ellos siempre soñaron con tener un recuerdo de aquel día.
-
88 años después de su enlace, tras casi nueve décadas juntos, Conghan de 101 años y su esposa Sognshi de 103 han conseguido las fotografías de su boda. Él con pajarita, ella con el vestido de encaje y el velo y el rubor en las mejillas que seguro tuvo hace 88 cuando dió a su esposo el SI QUIERO.
-
Animados por sus familiares y vecinos, la pareja se hizo las fotografías gracias a un fotógrafo local que se ha unido a una iniciativa llevada a cabo por fotógrafos voluntarios para permitir que matrimonios de edad avanzada consigan sus retratos nupciales, ya sea porque los perdieron o, como en el caso de Conghan y Sognshi, no pudieron hacerlos.
-


-
Después de la sesión de fotos, Wu Conghan y Wu Sognshi vieron sus ya nuevos recuerdos a través de un ordenador portátil.
-


27 horas para volver a Casa

Ahora que he vuelto a mis clases de chino, he decidido retomar el blog que lo tengo algo abandonado. Creo que me faltaba contaros cómo fue el regreso a casa, de modo que a través de estas lineas os voy a contar mis 27 horas de viaje.
-
Cuando era más pequeña, recuerdo que Disney tenía una película titulada 'Regreso a Casa, un viaje increible', en el que dos perros y una gata tenían que volver a su casa atravesando varios estados americanos. Yo tenía que ir de punta a punta del mundo y por delante me esperaban 2 horas de Taxi, 12 de avión, 3 de espera, otras 2 de avión y 30 minutos para llegar a mi casa. Si contabilizamos las horas previas en el aeropuerto y el retraso, que lo hubo, nos da la suma total de las 27 horas.
-
La noche anterior habíamos tenido nuestra última incursión en el Ellen´s Café, y aunque llegamos pronto a la residencia, tenía compañera de habitación, no pude dormir mucho por los nervios a quedarme dormida y perder el avión. Al final me dormí unas 5 horitas. Me levanté, me duche, mi madre me llamó para decirme "No te duermas" y me tomé mi último cafe con vainilla comprado en la tienda de la residencia. Baje las maletas, pedí un taxi, el taxista me dejó claro que entendía mi destino: TERMINAL TWO, OK OK...
Antes de salir nos hicimos una foto de recuerdo en la puerta de la residencia: Somos Irantzu, servidora, Andi e Iñigo, que nos tomaba el relevo en agosto.
-
-
Se aprecia la puerta abierta, cosa rara, porque el microclima que se vive en esa recepción es único. Y el coche que se ve reflejado en los cristales es mi taxi, las maletas ya me las había bajado Andi, más majo el, cómo le hecho de menos.
-
Había ganas de llorar, no digo que no, pero volvíamos a casa y algo de morriña ya tenía, sobre todo de Mei Mei.
.
El camino al aeropuerto fue bien, poco tráfico y un taxista prudente que con lo que habíamos experimentado fue sin duda un alivio. Lo primero que hice al llegar fue seguir los consejos de mi madre, véase precinte usted la maleta, y me sorprendí al comprobar que el mismo servicio por el que pague 8 euros en Loiu, me costó 20 RMB (2 euros, 2!!!!!), lo que me llevó a entender al chino que embalaba la maleta con cara de sorpresa en el que ya era mi aeropuerto de destino.
-
Después había que hacer la cola para facturar una maleta que ¡Oh My Good! tenía exceso de peso, 2 kilos de sobre peso y eso que mi maleta llegó a China con 6 kilos menos de lo permitido... pero ¿qué queréis? soy yo, la adicta a los libros.... de modo que le puse carita y pucheros al del mostrador y ¿pagué o no pagué?.
-
Una vez facturado el equipaje, comenzó la búsqueda de mi puerta de embarque y cuando la encontré me hice con un zumo y unas galletas, todo de fresa, lo otro era de flor del espino que aún no acaba de gustarme y a esperar la hora de embarcar. Me quedé despierta hasta que empezamos, cosa que otros no consiguieron.
-

-
Ya en el avión, tenía ventana, aparecieron de nuevo las azafatas de los moños perfectos y mi compañera de viaje, una voluminosa alemana llegó tarde porque se perdió en la librería del aeropuerto buscando libros de cocina china... Bueno, llegó y despegamos y fuimos dejando Shanghai bajo nosotros....
-

-
El vuelo fue largo, casi 11 horas, con malabarismos para ir al baño, con leves, cabezadas, el ordenador que se quedó sin batería, la comida que no estaba mala, pero no tan buena como mis adorados palitos y una almohada de Air China muy cómoda.
-
Al llegar a Frankfurt pasar controles de seguridad y Aduana, abrir la maleta para demostrar que el cuenco chino que llevaba en la maleta no era nada sospechoso, ¿droga?, y buscar la puerta de embarque mientras la gente se compraba mega salchichas en los puestos del aeropuerto. A una hora del embarque, cambió de puerta. El sol que entra por los cristales, el mafioso ruso que habla por teléfono y te da miedito y con dos horas de retraso al avión.
-
Y vas sola en el avión y piensas igual duermo un poco, pero las pavas de detrás vienen hablando de sus vacaciones en Malta y seguro que el piloto se entera de que las cuatro se han tirado al mismo DJ y afirman 'Lo que pasa en Malta se queda en Malta'... pavas....
-
Finalmente llegamos al aeropuerto y al ir a buscar la maleta mi familia que me espera, son las 00:30, y las maletas no salen... ¿OTRA VEZ?.... ya las perdí volviendo de Italia y Londres... y entonces llega un hombre encantador que me pregunta si vengo de vuelo internacional... Mi cara se lo dice todo y la de los chicos que vuelven de Vietnam y la de la chica que vuelve de Venezuela... y salen por otra cinta... menos mal...
-
Recojo mi maleta, me preparo, salgo de la terminal y con mi hermana pequeña anclada a mi pierna vamos al coche y ponemos rumbo a casa donde me espera mi cama....