miércoles, 8 de enero de 2014

Panda Team en el Palacio de Verano

Con la llegada del fin de semana, tuvimos excursión al Palacio de Verano -  颐和园; Yí Hé Yuán 'Jardín de la Salud y la Armonía' - Summer Palace. Está a unos 12 kilómetros del centro de Pekín y fuimos en metro (地铁 - dì tiě).
-

-
La escuela nos puso un guía, creo recordar que se llamaba Jerry, pero le rebautizamos como Panda Man porque eligió un banderín con un Panda (熊猫 - Xióngmāo).
Desde que miré por la ventana supe inmediatamente que haría calor, mucho calor y sol mucho sol y yo sin gorro postureo para evitar freírme el cráneo.
.
Al Palacio de Verano fuimos María, Carol y servidora y vino también Réka, Alex (el único chico de nuestra clase) y el otro ruso silencioso que daba miedito. El viaje en metro era largo, bastante de hecho, y en el metro iba mucha gente que se bajaba unas dos o tres paradas antes que nosotros porque iban al zoo. Al llegar a la parada de destino, andamos un poquito y allí estaba ante nosotros el Summer Palace.
.


Como era sábado y hacía buen tiempo estaba lleno de gente y tuvimos que esperar un poco para entrar, pero finalmente lo hicimos y poco a poco fuimos descubriendo poco a poco lo que se escondía allí. Para empezar una réplica en miniatura de uno de los pueblos acuáticos que visité el pasado año en Shanghai.
-
Replica de Zhujiajiao

Carol y María en la replica de Zhujiajiao

En Zhujiajiao (Shanghai)
-
Nos hicimos varias fotos y descubrimos en pleno ascenso, ES UN HECHO QUE EN CHINA LES MOLAN LAS ESCALERAS, a un hombre de 80 años forzudo del que os dejo una foto.
-
-
Subimos y subimos escaleras y descubrí mi faceta de cabra trepando por cualquier sitio, algo que sin duda queda bastante evidente en las fotos que os dejo y en las que iré poniendo.
.





-
El Palacio de Verano es actualmente una gran parque para disfrute de los pekineses y que hace las delicias de los turistas. Esta lleno de palacetes, pagodas, puentes y el gran lago en forma de melocotón, fruta que simboliza la longevidad en China. 
-
-
Os dejo esta fotografía que hicimos desde los jardines, porque no llegamos ha bajar hasta el puente de los Diecisiete Arcos ya que para ver todas las maravillas del Palacio deberíamos pasar allí varios días. Como era sábado, hacía un calor infernal y estaba lleno de gente, nos limitamos a lo básico y aún así nos quedamos maravillados de las maravillas que vimos en este lugar que se construyó en el año 1750 por el Emperador Qianlong, incluyendo ese lago artificial del que os hablaba. Pero tras la Segunda Guerra del Opio, en 1860, el Palacio fue destruido por las tropas franco británicas, aunque una parte del antiguo palacio fue reconstruido para disfrute de Cixi, la Emperatriz que originalmente se llamaba Orquidea y que paso de ser Concubina del Emperador a Emperatriz.
-
Cixi restauró y mejoró el palacio en 1899 y lo utilizó como su residencia temporal de verano a partir de 1901 y hasta 1908 también fue la sede del Gobierno. Cuando estuvimos en el Palacio había una exposición sobre Cixi en uno de los salones que había en los pequeños edificios que hay mientras recorres el Gran Corredor, que por supuesto recorrimos.
-
Por el camino nos hicimos varias fotos y nombramos a Alex, el chico ruso de nuestra clase nuestro fotógrafo oficial para inmortalizarnos a las tres juntas, aunque a veces rotábamos, como cuando una madre nos sentó a su hija al lado y nos dijo que quería que su nena se sacase una foto con nosotras. 
-




-
El Gran Corredor entró a formar parte del Patrimonio de la UNESCO en 1998 y es un pasillo techado de más de 750 metros de longitud que discurre a orillas del lago. Dicen que la Emperatriz lo recorría cuando bajaba hasta el Barco de Mármol a tomar el te, para no preocuparse por las inclemencias meteorológicas. El techo está decorado con más de 14.000 pinturas sobre la historia de China. Hay cuatro rotondas intermedias, una por cada estación y de ahí que digan que cuando terminas de recorrerlo has recorrido un año entero.
-
Pues bien, durante nuestro recorrido nos dio tiempo a lanzar un irrintzi, a sacarnos muchas fotos, a ver un hombre que hacía figuras increíbles con hojas de bambú, la sonrisa de unas madres y sus pequeños y a tener en el horizonte la pagoda del Buda fragante.
-





-
Perdimos a Alex y al otro ruso un par de veces pero Panda Man estaba allí, bandera en mano para localizarnos en todo momento. Antes de irnos a comer, llegamos al gran Barco de Marmol, donde estuvieron mis padres y Mei cuando visitaron el Palacio de Verano. Allí iba Cixi cuando quería tomar el té o montar fiestas, pero no pudimos entrar porque lo estaban reformando, tal y como se aprecia en la foto, aunque os dejo otra imagen de lo bonito que es sin andamios.
-

.
Últimas fotos en el Summer Palace y a comer. 
-



-
El plan incluía menú de McDonald's. ¿De McDonnald's? Panda Man nos dijo que al lado había un restaurante estupendo de comida tradicional, que cada uno podíamos cogen un plato, comer todos de todo y pagar la diferencia con respecto a lo pactado por la escuela. Nuestra respuesta fue SI por supuesto. Hongos, pescado, verduras, arroz y las empanadillas chinas tradicionales llegaron a la mesa, al final solo tuvimos que pagar dos euros más por persona y disfrutamos de cómo Carol recibía clases para aprender a comer con palillos de Alex.
-




.
Después de comer: tren (火车 - Huǒchē) y autobús (公共汽车 - Gōnggòng qìchē ) al llegar al hotel vimos un caballo (马 - Mǎ) y quedamos en el Lobby después del combinado siesta + ducha. A la noche teníamos plan en el hutong.