Entradas

Mostrando entradas de junio, 2015

Aquí vienen los peques

Imagen
Después del viaje creo que me hacía falta dormir, y mucho, porque me levanté en la misma posición que me acosté, o eso recuerdo. Quedamos a las ocho y media para desayunar en el hotel aunque con miedo, porque mis compañeras de viaje, que saben más que yo, me avisaron de que la última vez que estuvieron aquí no estaba nada bueno, pero ¡Oh sorpresa! está buenísimo y tiene de todo, salvo leche de vaca. Así que o café a palo seco o con leche de soja. - Llega a buscarnos nuestro conductor y de nuevo hacemos el tetris, porque llevamos las bolsas con los juguetes y cosas para el orfanato que han recopilado las pioneras. Está a unos veinte kilómetros de camino del hotel y vamos en furgoneta. El conductor se llama Sun y es el mismo que nos recogió en Zhengzhou, nos ha confesado que nos trajo a menos velocidad, con la consecuente pitada, porque su mujer le dijo que condujese con cuidado porque llevaba personas importantes a su cargo. . Al llegar al orfanato, donde el carácter del autentico nombr…

Y al final, Xinxiang - 新乡

Imagen
Soy consciente de que aún quedan pendientes varios capítulos de mis aventuras en Beijing de hace ya dos años, tampoco os he contado nada del máster, supongo que eso me exculpa y de cara a este verano, en el que parece que tendré vacaciones, podréis hasta hartaros de mí. - Del máster os adelanto que es de Estudios Chinos, creo que algo había mencionado por aquí. Tenía que buscarme unas prácticas y después del fiasco del pasado año y la imposibilidad de ir a Xi’an, este año quería dar el triple salto mortal, y lo he hecho. Me he venido a Xinxiang, donde esta el orfanato en el que actualmente se localiza el proyecto del que Mei fue parte en su día. El proyecto Gracie’s Room, que os contaré más adelante. La última semana de junio ha sido una pirueta emocional así que terminarla marchándose a China un sábado bien pronto era hacer el triple tirabuzón y oye, funcionó. - Bien de mañana, básicamente a las 5, ya estábamos en danza rumbo al aeropuerto con aita y el escudero. Ellos pensaban que er…