jueves, 16 de febrero de 2017

'Lion' una historia más allá de la adopción

Hace unos días vi 'Lion', la película de Nicole Kidman y Dev Patel en la que se cuenta la historia real de Saroo Brierley. Tiene varias nominaciones a los Oscar (6), había leído algunas críticas y me habían llegado sondas de que la gente salía llorando del cine. Incluso he leído alguna reseña que apunta a que es un melodrama fácil sobre la adopción de un niño de la India. Pero no amigos, 'Lion' es mucho más que una historia sobre una adopción, es un viaje, y a todos los que de un modo u otro estamos cercanos al tema de la adopción, nos mueve muchas cosas por dentro.
-
.
'Lion' nos cuenta la historia de Saroo es un niño de 5 años que vive en un pueblo de la India con su madre, su hermano mayor y su hermana pequeña. Cada día su hermano y él sacan unas monedas o un poco de leche haciendo algunos trabajillos que pueden ir desde la venta del carbón que roban en alguno de los trenes que recorren el país de lado a lado o del trabajo que Guddu, el hermano del protagonista, realiza descargando fardos de paja de los vagones de tren. Un día acompaña a su hermano y se queda dormido en el andén de una estación y cuando empieza a buscarle entra en un tren fuera de servicio que cierra sus puertas e inicia un viaje de 2 días por el país.

Saroo está sólo y, sin que él lo sepa, se aleja cada vez más de su casa. Cuando por fin logra bajarse del tren, su único deseo es volver y en sus intentos se encuentra con varias personas hasta que finalmente un chico lo ve vagando por las calles y acaba en un maltrecho orfanato de Calcuta. Finalmente Saroo es adoptado por Sue y John Brierley, un matrimonio australiano que con su llegada cumple su deseo de formar una familia.
Años después Saroo tiene otro hermano, Mantosh, y empieza a recordar momentos de su vida en la India, a su madre, a su hermano... y tras una sugerencia de unos amigos de la universidad decide buscar a través de Google Maps y de sus recuerdos.
-
Hasta aquí un breve resumen de la historia, no la voy a contar entera no vaya a ser que alguien que lea esto aún no la haya visto, quiera ir a verla y sea yo quien le haga spoilers, pero lo que si que puedo decir es todo lo que se esconde detrás de esta historia que yo creo queda resumido en tres actos: Antes de ser adoptado, su vida tras la adopción y el momento en el que decide buscar respuestas.
-
Antes de la adopción, antes incluso de perderse Saroo tiene su casa, su madre, sus hermanos... es humilde, pero es suya y allí es feliz y de un plumazo todo desaparece, y eso les pasa a muchos de los niños que son adoptados. Los más pequeños apenas recuerdan lo que hubo antes de conocer a sus familias, los que vinieron un poco mayores suelen recordar cosas.
Algunos los hilvanan y cuando menos lo esperas te sueltan algo haciendo que se te quede una cara de sorpresa de la que te tardas en recuperar, Otros bloquean o reniegan de esos recuerdos. Se enfrentan al mundo y a todos los que les rodean y eso también lo vemos en 'Lion'.
-

-
Los Brierly adoptan a Saroo. El niño se adapta perfectamente, no saben nada de su vida y en un momento dado su madre le dice, "Algún día me lo contarás todo".
Un año después, los Brieley adoptan otro niño en la India, Mantosh, un hermano para Saroo, pero las cosas no son como la primera vez. Mantosh es diferente a Saroo, tiene problemas de adaptación y eso sigue hasta su vida adulta, cuando él decide alejarse para no dañar a su familia.
-
Nicole Kidman interpreta a Sue Brierley, una madre cariñosa que, como cualquier madre sufre por sus hijos, se alegra por ellos, vive por ellos y sufre cuando ambos, Saroo y Mantosh ponen un muro entre ellos y su madre. Porque eso es lo que preocupa a todas las madres y más a las que adoptan. Se preguntan si hacen bien las cosas, si las hacen mal, por qué no consigue llegar a sus hijos, y en ocasiones tienen miedo a perderlos.
.
De Mantosh apenas nos cuentan nada. De él sólo sabemos que desde su adopción ha sido un niño problemático, que quiere a su familia pero que siente que no encaja, no es ni de la India ni de Australia, es como si se encontrase en tierra de nadie y por eso sufre Mantosh y sufren los que le quieren que no consiguen llegar hasta él.
.
Y luego está Saroo, que es el protagonista de la historia. Que recuerda, que sabe que hay alguien a miles de kilómetros de su familia que le quiere y que sigue pensando en él, tal vez buscándole y eso le lleva a iniciar un viaje a través de sus recuerdos que es algo que los niños adoptados piensan antes o después. Saroo también se encuentra en una difícil situación. Adora a su familia y tiene un vínculo especial con su madre, pero quiere buscar a su otra familia sin hacer daño a la que le ha criado y por eso se aísla y busca, y busca y pone barreras, y las derriba, y las vuelve a construir.
.
.
Creo que nadie que no haya vivido la situación de nuestros niños adoptados sabrá lo que se les pasa por la cabeza, lo que sienten, lo que desean, y puede que ver 'Lion' o incluso leer el libro del auténtico Saroo Brierley 'El largo camino a casa' que cuenta la historia real de un niño que se perdió, creció feliz en otro país y encontró el camino de vuelta a casa para sentirse completo, pueda ayudarles. Por cierto, no olvidéis quedaros hasta el final, porque al son del tema 'Never Give Up' de Sia, hay una emotiva sorpresa que nos hará terminarnos el paquete de klinex que, creerme, vais a necesitar.
-