Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2017

El primer examen de chino de Mei

Imagen
Creo que ya he contado alguna vez que cuando Mei llego a casa hablaba en chino, una mezcla de mandarín y su propio dialecto que nos generó algún que otro quebradero de cabeza. Es cierto que es chica lista y, como pequeña esponja, empezó a pillar pronto el tranquilo al castellano, el inglés y el euskera aunque el chino, su lengua materna, afloraba de vez en cuando, sobre todo cuando soñaba, estaba malita o se pillaba alguna rabieta. - Mis padres siempre han querido que conserve lo que pueda de sus raíces, aquí está la importancia de las raíces en el matriarcado vasco de la que mi madre es una firme defensora, por eso empezamos a buscar una academia donde Mei pudiese ir a clase, no perder lo aprendido y seguir adelante con el idioma. Para poder practicar en casa con ella, alguien tenía que tirarse de lleno a la piscina y ese alguien fui yo. Me apunté a las clases desde cero y a los 6 meses ya me estaba marchando a Shanghai a estudiar, pero eso es otro tema, porque lo que hoy toca contar…